EL CORAZÓN Y LA AUTOESTIMA VAN DE LA MANO DE LA RESPIRACIÓN

Un estudio del profesor Martens de la Universidad de Canterbury junto a Jeff Greenberg y John Allen de la Universidad de Arizona, ha demostrado la existencia de una conexión fisiológica entre la autoestima de una persona y el tono vagal de su corazón, responsable de “frenar” la actividad cardiovascular. En otras palabras, a mayor autoestima, mayor “tranquilidad” del corazón frente a situaciones difíciles. De la misma manera, lo contrario también se demuestra. Estos autores abren la posibilidad de que cambios en la autoestima de una persona produzcan cambios en su actividad cardiaca y viceversa.  Ambos, el tono vagal cardiaco y la autoestima serían mecanismos de defensa, el primero contra estímulos objetivos que amenazan físicamente (el ataque de otro congénere, por ejemplo) y el segundo frente a estímulos subjetivos que representan una amenaza psicológica (una entrevista de trabajo). Ambos presentarían relaciones evidentes con el sistema nervioso. Los investigadores llaman la atención sobre la importancia de la respiración como nexo entre autoestima y actividad vagal, ya que esta última se relaciona fuertemente con el patrón respiratorio. Esta investigación la podemos encontrar en Personality and Social Psychology Review, 2008, 12, 370.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: